miércoles, 26 de octubre de 2011

(BUENAS) NOTICIAS DEL SECTOR (del 20 al 27 Oct)

Las marcas de lujo se apuntan al "no logo":
La crísis está cambiando los hábitos de consumo y en Ultrapop! abogamos porque ese cambio no sea solamente a "menos", sino que sea a "mejor". Ahora parece que hasta las grandes marcas están en esa idea, ya que, según Fashion United, "la opulencia previa a la crisis ha dado un vuelco a favor de una nueva tendencia que alcanza principalmente a los accesorios. La moda del “no logo” se ha instalado en el lujo, y el anonimato, la personalidad en el diseño, eliminando todo aquello que "distrae", se erige como un nuevo status de exclusividad".


Un Gucci sin sus famosas "G" enfrentadas...
Ya hablamos hace tiempo del fin de los "it bag", una tendencia que parece apuntar en el mismo sentido. Al consumidor, incluso al que tiene un poder adquisitivo medio-alto, ya no le interesa llevar "colgado", en forma de bolso, el último "anuncio publicitario" de una marca, del que todo el mundo sabe el coste, la temporada de salida y el tiempo de espera en conseguirlo. Según un informe del Financial Times, firmas como Hermés, famosas por sus diseños atemporales fuera de los dictados de cada temporada, han registrado un aumento del 50 por ciento en sus ingresos en la primera mitad de este año.

Un diamante es para siempre... un Hermès también.

“Si los presupuestos son más ajustados, hay mucho más valor agregado puesto en los bolsos que resistirán el paso del tiempo”, señaló el director de la compañía Liberty of London. Los bolsos de Coach, ejemplo de discrección.
Como ya comentamos en este post, los expertos en moda ética también parecen opinar algo similar: algo mejor fabricado, más perdurable, es más respetuoso con el medio ambiente y los derechos de los trabajadores.
Aunque, efectivamente, el "tener mucho aunque no sea bueno" seguirá teniendo sus adeptos (especialmente entre los más jóvenes, que, no nos engañemos, no han conocido, la mayoría, otra cosa), estamos convencidos de que los que hemos vivido una época en la que un abrigo te duraba años y seguía estupendo, abrazamos encantados la idea de una sociedad en la que se consuma menos (moda), pero se consuma mejor. Si se trata de bolsos, colores neutros y maravillosas pieles. Bolsos que nadie sabía si eran de esta temporada o si eran lo que ahora llamarían "vintage" y que nosotros llamábamos "el armario de la abuela".

1 comentario:

carlamontero dijo...

Y eso sin mencionar la saturación de bolsos "logados" que hay en la calle, la mayoría de ellos falsos, me juego el cuello.
Yo me declaro cada vez más antilogo, así que aplaudo la tendencia.