martes, 19 de enero de 2010

Los españoles y las compras por internet

He salido en la prensa. Yo, personalmente. Hablando de las ventajas de tener una e-shop frente a las de tener una tienda física, dentro de un artículo (de las estupendas María Dominguez y Ángeles Caballero para El Economísta) de temática más amplia, ya que enfrenta, en general, un modelo de venta tradicional con el modelo on-line.
Vaya por delante que a mi, como cliente, me encanta la tienda física. Me precio de conocer muchísimas tiendas pequeñas, tradicionales y de pasearme Madrid (de la que soy una enamorada) en busca de pequeños tesoros, de la tienda de lazos que solo vende lazos, del comercio más clásico lleno de maravillas hechas a mano... Por eso no me gusta contemplar este tema como un "sí o no", un "blanco y negro". Las ventas on-line son un modelo más, otro, una alternativa, que no pretende la desaparición del comercio tradicional, sino su complemento.

"Ver y tocar", esa es la principal ventaja de una tienda física frente a la on-line. Admito que es una gran ventaja. Pero ese argumento no es válido para los que, por situación geográfica no pueden, aunque quieran, hacerlo. Hablamos de este tema los que somos de Madrid o Barcelona. Ciudades donde es casi imposible no encontrar algo. Nos olvidamos de los que viven en pueblos o ciudades pequeñas, que, aunque quieran, no pueden acceder a "ver y tocar" muchas marcas apetecibles. Para ellos existen las tiendas on-line.
Hoy en día, gracias a las posibilidades informativas, la gente conoce y del conocimiento nace el deseo y ese deseo es el que internet puede satisfacer.



Otra razón que impide el tan bonito "ver y tocar": la falta de tiempo. Es muy bonito pasearse por las tiendas de una ciudad, pero no siempre se puede. Si vives en el "exterior" de una gran ciudad y para comprar un artículo debes de emplear tiempo y dinero en tu desplazamiento, empiezas a apreciar una e-shop que te lleve los objetos de tu deseo a la puerta de tu casa. Todo ello es lo que hacemos en ultrapop donde podeis comprar, muy rebajadas, las prendas que ilustran este artículo.

Aún así, cuesta convecer al español medio de que las compras en internet son un modelo más de comercio, otra alternativa. Igual que en su momento la gente sacaba la tarjeta del monedero con miedo, dudando de la operativa y hoy en día todo el mundo tiene varias que utiliza hasta para pagar en el metro. Frente a los europeos, con porcentajes en torno al 50%, los compradores españoles utilizan todavía muy poco internet (un 13% en el último trimestre del 2009, utilizando datos del mencionado artículo). Creo que en ello influye mucho la tan famosa desconfianza española. Igualmente las ventas por catálogo tardaron mucho más en establecerse en España que en otros paises UE, como Francia (y no tienen el arraigo que tienen en ese país).



Por último, una reflexión: ¿a qué tiene miedo el comercio tradicional? ¿porqué, según manifiestan en El Economista, se "niegan" a tener web? ¿se niegan a tener acceso a un mercado amplísimo a unos costes muy reducidos en comparación? creo que detrás de esa negativa hay mucho miedo e incultura. Nadie habla de que abandonen sus formas tradicionales de venta, pero ese miedo a la innovación me resulta, cuanto menos, sospechoso. Parece más bien miedo al fracaso. A mi me resulta inconsciencia porque la marea crece y crece y si te niegas a aprender a nadar, si prefieres seguir con flotador... no te quejes si te ahogas.

2 comentarios:

Carla dijo...

Tienes toda la razón. A mi me encanta ir de compras, pero también me gusta comprar por internet: tienes toda la oferta en un clik, puedes comparar precios y calidades, es más cómodo y, normalmente, más barato (precisamente porque comparas precios). Pero ni voy a dejar de visitar la tienda física, ni renuncio a la compra digital, son complementarios. Es como si dijeras que no vas a restaurantes porque ya cocinas en casa; pues cada cosa tiene su encanto.
Aprovecho para darte la enhorabuena por la entrevista y por la tienda (y mira, ahora mismo voy a echarle un ojo, que hace tiempo que no lo hago)

Pau Dkt dijo...

que buen post, lo que comentas del miedo de los comercios a la venta online yo creo que viene debido a la ignorancia de este mundo, desde luego, puede ser que no triunfe pero porque cortar las alas a otros posibles clientes...

Besotes